Entra en producción el famoso escobillero Kono, diseñado por Alberto Marvelli:  un verdadero "evergreen", todavía hoy en colección. Con este producto Koh-I-Noor inicia la búsqueda y el desarrollo en el sector de la decoración del baño.